lunes, 1 de noviembre de 2010

Una corta oración a la Virgen María

Amada Virgencita:
Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, 
pues solo un Dios se recrea en tan grandiosa belleza
a ti Celestial Princesa Virgen Sagrada María,
yo te ofrezco en este día alma, vida y corazón,
míranos con compasión, no nos dejes Madre Mía,
y danos tu Santa Bendición,
en el nombre del Padre, del Hijo y del Espiritu Santo.

Amén.