viernes, 26 de agosto de 2011

Oración para los momentos de dificultad y angustia


Señor,
Tú siempre me has dado la fuerza necesaria,
y aunque débil,
Creo en Ti.

Señor,
Tú siempre me has dado la paz de cada día,
y aunque angustiado,
Creo en Ti.

Señor,
Tú siempre me has guardado en la prueba,
y aunque estoy en ella,
Creo en Ti.

Señor,
Tú siempre has alumbrado mis tinieblas,
y aunque no tengo luz,
Creo en Ti.

Cuando tenemos momentos de dificultad, angustia, duda o enfermedad, es importante decirle al Señor que seguimos creyendo en El.