ORACIÓN POR LA FAMILIA de la Madre Teresa de Calcuta

Esta oración me encanta, por lo cual la comparto con ustedes.

Padre Celestial, nos has dado un modelo de vida en la Sagrada Familia de Nazaret. Ayúdanos, Padre amado, a hacer de nuestra familia otro Nazaret, donde reine amor, la paz y la alegría.
Que sea profundamente contemplativa, intensamente eucarística y vibrante con alegría. Ayúdanos a permanecer unidos por la oración en familia en los momentos de gozo y de dolor. Enséñanos a ver a Jesucristo en los miembros de nuestra familia especialmente en los momentos de angustia.
Haz que el corazón de Jesús Eucaristía haga nuestros corazones mansos y humildes como el suyo y ayúdanos a sobrellevar las obligaciones familiares de una manera santa.
Haz que nos amemos más y más unos a otros cada día como Dios nos ama a cada uno de nosotros y a perdonarnos mutuamente nuestras faltas como Tú perdonas nuestros pecados.
Ayúdanos, oh Padre amado, a recibir todo lo que nos das y a dar todo lo que quieres recibir con una gran sonrisa. Inmaculado Corazón de María, causa de nuestra alegría, ruega por nosotros.
Santos Ángeles de la Guarda permaneced a nuestro lado, guiadnos y protegednos.

Amén

ORACION DE SANACION


Esta oración por la curación, la encontré orientada para la fibromialgia (que dicho sea de paso, yo padezco), pero me parece que aplica para sanación de cualquier tipo, por lo cual la comparto con ustedes.


Mi Padre en el cielo. Precioso Espíritu Santo en el interior, que a ti pertenece todo el honor y la gloria y la alabanza.
  • Yo santifico mi mente, alma y cuerpo. Mi espíritu ya te pertenece.
  • Aparto mi mente, alma y el cuerpo. Mi espíritu ya te pertenece.
  • Reservo para tu buen uso, mi mente, alma y cuerpo. Mi espíritu ya te pertenece.
  • Te confío mi mente, alma y cuerpo. Mi espíritu ya te pertenece.
Mi fe está en ti. Tu has demostrado ser fiel. Tu has sido misericordioso, amable, generoso, amoroso, cuidadoso, dedicado y un padre paciente para mí. Tu has sido mi proveedor y mi fuente. Has llenado mis necesidades. Tu, me conoces tan íntimamente como es posible, porque tu Espíritu está dentro de mí.
  • Si tuviera alguna limitación, tu lo sabrías.
  • Si tuviera alguna debilidad, tu lo sabrías.
  • Si yo fuera verdaderamente indigno, tu lo sabrías.
  • Si yo fuera imperfecto y no apto, tu lo sabrías.
Tu palabra me dice que soy precioso a tus ojos. Soy aceptado y querido. Mi espíritu está de acuerdo. Soy más que un conquistador a través de Cristo. Soy un rey y un sacerdote. Soy una criatura de Dios, heredero junto con Jesús.


Soy justo. En Cristo, el pecado ha concluido. Mis pecados ya no son un obstáculo para tu amor y aceptación en mí. Jesús hizo esto posible. Nada me puede separar de tu amor.

La MAGNIFICA

Mi mamá siempre me recomendaba que rezara esta oración cuando tenía que enfrentarme a alguna situación difícil, como un examen, un jefe iracundo, entrevista de trabajo, etc.  Así que, aunque estoy segura de que muchos la conocen, se la adjunto para recordarla.

Glorifica mi alma al Señor y mi espíritu se llena de gozo al contemplar la bondad de Dios mi salvador. Porque ha puesto la mirada en la humilde sierva suya y ved aquí el motivo porque me tendrá por dichosa y feliz todas las generaciones. Pues ha hecho en mi favor, cosas grandes y maravillosas el que es Todopoderoso y su nombre infinitamente Santo. Cuya misericordia se extiende de generación en generación a todos cuantos le temen. Extendió el brazo de su poder y disipó el orgullo de los soberbios, trastornando sus designios. Desposeyó a los poderosos; y elevó a los humildes. A los necesitados los llenó de bienes y a los ricos dejó sin cosa alguna. Exaltó a Israel su siervo, acordándose de él por su gran misericordia y bondad. Así como lo había prometido a nuestros padres Abraham y a toda su descendencia, por los siglos de los siglos.

Amén.