Plegaria por las familias

Padre Celestial,


Tu que has depositado en nosotros la responsabilidad y el cuidado de unos a otros y de nuestros hijos,
Danos la fuerza y la paciencia para hacer frente a los altibajos de la vida familiar. 
Concédenos la gracia de ser profundamente agradecidos por sus muchas risas, alegrías y bendiciones. 
Deja que nuestros hijos lleguen a conocer tu amor a través de nuestro amor por ellos. 
Ayúdanos a medida que tratamos de hacer nuestro hogar, uno donde habita el amor, un hogar como el de Jesús, María y José en Nazaret. 
Cuando nos fallamos o nos herimos mutuamente, suaviza nuestros corazones para que el perdón y la reconciliación vengan rápida y fácilmente. 
Protege nuestra casa, Señor, y deja que florezca en tu luz y en tu amor.

Amén.

Oración por la salud de un enfermo

Dios todopoderoso,
dador de salud y 

remedio de todos los males,
concede tal seguridad 
de tu presencia en este enfermo,
que pueda tener plena confianza en ti,
a fin de que, 
envuelto en tu amor y en tu poder,
pueda recibir (nombre del enfermo),
la salud y la salvación, 

según tu libre voluntad; 
en medio de sus sufrimientos, 
pongo en ti mi confianza.

Padre misericordioso,
tu que conoces hasta donde llega la buena voluntad del hombre,
tu que nunca niegas el perdón a los que acuden a ti,
compadécete de tu hijo/a (nombre del enfermo),
te pedimos que ayudado por la oración de nuestra fe,
se vea aliviado en su cuerpo y en su alma,
obtenga el perdón de sus pecados
y sienta la fortaleza de tu amor.

Señor Jesucristo,
redentor de los hombres,
que en tu pasión quisiste soportar nuestros sufrimientos
y aguantar nuestros dolores,
te pedimos por (nombre del enfermo),
que esta enfermo/a.

Tu, que lo has redimido,
aviva en el/ella la esperanza de su salvación
y conforta su cuerpo y su alma.

Tu, que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amen.

Oración para personas con enfermedades reumatoides

Santo Padre Pío, ya que durante tu vida terrena mostraste un gran amor por los enfermos y afligidos, escucha nuestros ruegos e intercede ante el Padre misericordioso por los que sufren. 

Asiste desde el cielo a todos los enfermos del mundo;
sostiene a quienes han perdido toda esperanza de curación;
consuela a quienes gritan o lloran por sus tremendos dolores;
protege a quienes no pueden atenderse o medicarse por falta de recursos materiales o ignorancia;
alienta a quienes no pueden reposar porque deben trabajar;
vigila a quienes buscan en la cama una posición menos dolorosa;
acompaña a quienes pasan las noches insomnes;
visita a quienes ven que la enfermedad frustra sus proyectos;
alumbra a quienes pasan una "noche oscura" y desesperan;
toca los miembros y músculos que han perdido movilidad;
ilumina a quienes ven tambalear su fe y se sienten atacados por dudas que los atormentan;
apacigua a quienes se impacientan viendo que no mejoran;
calma a quienes se estremecen por dolores y calambres;
concede paciencia, humildad y constancia a quienes se rehabilitan;
devuelve la paz y la alegría a quienes se llenaron de angustia;
disminuye los padecimientos de los más débiles y ancianos;
vela junto al lecho de los que perdieron el conocimiento;
guía a los moribundos al gozo eterno; 
conduce a los que más lo necesitan al encuentro con Dios;
y bendice abundantemente a quienes los asisten en su dolor, los consuelan en su angustia y los protegen con caridad.

Amén.

Gracias a Nancy Figueroa por compartirnos esta hermosa oración.

Oración para obtener paciencia

Señor,


Yo sé que uno de mis peores enemigos es la impaciencia. La impaciencia rápidamente me lleva al desánimo. 

Señor, enséñame una vez más a entender que las respuestas instantáneas no siempre son los caminos del cielo para hacer las cosas. Ayúdame a aprender a ser paciente, y no impetuoso ante la adversidad, a serenarme y pensar con claridad.

Quiero ser uno de aquellos que en medio de la ansiedad, decide esperar pacientemente en su altar, sabiendo que tu tienes un plan maravilloso para cada uno de nosotros. 

Amén.