Oración de agradecimiento a Jesús


Gracias, Jesús, por venir a la Tierra a vivir igual que uno de nosotros y a sufrir todas las cosas que nosotros sufrimos para que llegáramos a conocer el amor de nuestro Padre celestial.

Gracias también por morir por mí, para que pudiera reconciliarme con Él y alcanzar la vida eterna en el Cielo.

Te acepto ahora como Salvador. 

Te ruego que me perdones todas mis faltas y que pueda llegar a conocerte y a amarte de forma profunda y personal.

Amén.

Gracias a Renuevo de Plenitud por compartir esta hermosa oración y ¡¡Feliz Navidad y un Venturoso Año Nuevo para todos!!  

Oración al Espíritu de la Navidad

La Oración del Espíritu de la Navidad es una tradición que se realiza el día 21 de diciembre, ya que ese día baja el Espíritu de la Navidad.

Se hace una carta pidiendo al Espíritu de la Navidad,  en el nombre del Niño Jesús,  para que les conceda lo que su corazón anhela.  Inicien dando gracias por los dones recibidos durante este año y pidiendo por el mundo, los amigos, los familiares, vecinos, y demás. De último pidan lo que ustedes desean se les conceda, pero sean lo más específicos y descriptivos posibles, para que los deseos se cumplan tal como ustedes quieren.  Si es para su bien, el Niño Jesús se los concederá. 

Si tienen Nacimiento en casa, la pueden guardar debajo de la casita donde está el Niño Jesús, hasta el 6 de enero.  Luego que desmontan el Nacimiento, guardan la carta en otro lugar y a lo largo del año, la buscan y van tachando los deseos cumplidos.  No tienen que estar pendientes, solo dejen que el tiempo pase, y tal vez a mitad de año, la revisan.

Pueden incluir en la lista, hasta aquello que no parece posible.  Por ejemplo, que alguien deje de fumar, o que alguien pueda tener un bebé o incluso, cosas materiales; lo importante es ser específicos.
Es una bella tradición y nos permite comprobar los bendecidos que somos por el Señor durante todo el año.

Si les gusta, pueden intentarlo este año y tal vez practicarlo de ahora en adelante.

Que el Espíritu de la Navidad les conceda todas las Bendiciones que se merecen y aquello que sus corazones anhelen, y que llene sus hogares y familias de mucho Amor, Paz y Felicidad durante todo el Año.  Feliz Navidad.

Gracias a mi querida amiga Coral por compartir esta tradición conmigo.

Oraciones a San Alejo

San Alejo es conocido como el santo que tiene la gracia y el poder de alejar todo lo malo que nos rodea.  Cuando te encuentras en una situación en la que sientes vibraciones negativas o alguna persona te causa inquietud, aquí te dejo dos oraciones a San Alejo; la primera es para que todo lo malo se aleje de ti y la segunda para recordar su vida.

¡Oh Glorioso San Alejo mió!
Tú que tienes el poder de alejar todo lo malo que rodea a los elegidos del Señor, te pido que alejes de mí a mis enemigos.

Aléjame de Satanás, aléjame del mentiroso y hechicero, así como también del pecado.
Por último, aleja al que viniere a mí para hacerme daño.
Ponme tan lejos de los malos que jamás me vean. ¡Así sea!

Aleja de mí todos los malos pensamientos, aleja a los insensatos que quieran hacerme mal.
Acércame al Señor, para que con su divina gracia me cubra de todo lo bueno y me reserve un puesto a la sombra del Espíritu Santo.
 

Amén!


¡Oh Glorioso San Alejo!
¡Oh, Gloria de la nobleza romana y verdadero amador de la pobreza e ignominia de Cristo! 

¡Oh, Alejo Bendito! que en la flor de tu juventud, por obedecer a la inspiración del Señor, dejaste a tu esposa y saliste como otro Abraham de la casa de tus padres, y habiendo repartido lo que llevabas con los pobres, viviste como pobre y mendigo tantos años desconocido y menospreciado entre los hombres. 

Tú fuiste muy regalado y favorecido de la Virgen María nuestra Reina y Señora, y huyendo de las alabanzas de los hombres, volviste por instinto de Dios a la casa de tus padres que por su voluntad habías dejado, para darnos ejemplo de humildad, de paciencia, de sufrimiento y constancia, y para triunfar de tí y del mundo con un género de victoria tan nuevo y tan glorioso. 

Pues, ¡Oh, Santo Bienaventurado! rico y pobre, noble y humilde, casado y puro, llorado de tus padres, denostado de tus criados, desestimado de los hombres y honrado de los ángeles, abatido en el suelo y sublimado en el cielo, yo te suplico, Alejo dulcísimo, que por tus merecimientos y oraciones yo alcance del Señor la virtud de la perfecta castidad, de obediencia, de menosprecio de todas las cosas transitorias, y gracia para vivir como hombre peregrino de su patria, y desconocido y muerto al mundo.

Amén.

Presentación de la Santísima Virgen María

Hoy es la memoria de la Presentación de la Santísima Virgen María.  

Se dice que cuando la Virgen María era muy niña sus padres San Joaquín y Santa Ana la llevaron al templo de Jerusalén y la dejaron allí por un tiempo, junto con otro grupo de niñas, para ser instruida sobre la religión y todos los deberes para con Dios.

Esta fecha de la
“Presentación de Maríatiene una gran importancia, porque en ella se conmemora uno de los “misterios” de la vida de que quien fue elegida por Dios como Madre de su Hijo y como Madre de la Iglesia.  

En este día tan especial para los católicos, deseo compartir esta pequeña Oración:

Hoy 21 de noviembre quiero pedirte Madre María que subas conmigo las escalinatas de mi vida. Que me lleves de la mano y me proveas de un imprescindible equipaje interior. Que sepa mantener ese equipaje meditando siempre en tus virtudes y ejemplos.
Amén.

Hermano que lees estas sencillas líneas, acompaña a María recordando con ella este día.  Acompáñala con una oración, con un pensamiento, con una obra de caridad... Suma tu sencilla ofrenda a la que hizo de su vida la más pura ofrenda de Amor.

Gracias a mi amigo Mario por siempre compartirme estos recordatorios tan importantes.

Dios mío, Tú eres mi Padre amoroso

Dios mío, creo que al invocarte te haces presente en mi oración. Tengo la certeza que quieres concederme este momento de oración para llenarme de tu gracia, para que crea y mire al futuro con confianza, para poder amar más generosamente.

Dios mío, Tú eres mi Padre amoroso que anhelas que experimente la auténtica paz y felicidad al dejarte ser el centro de mi vida interior. Guía mi meditación para que me aleje de las preocupaciones exteriores y pasajeras y pueda ser dócil a tus inspiraciones.

Señor, creo, confío y te amo sobre todas las cosas. Me acerco a Ti en esta oración para que con tus Palabras reanimes mi fe, renueves la energía espiritual que mueve mi corazón, que me mantenga en vigilante espera y con el entusiasmo de animar siempre a mi prójimo.   

Concédeme vivir alerta, de cara a la eternidad, con mi alma limpia, lista para el encuentro definitivo contigo.

Amén 


Gracias a mi amigo Mario.

Oración por el Matrimonio

Señor, Padre Santo, 
Tú has creado al hombre y a la mujer
para que cada uno sea ayuda y apoyo
para el otro.
Acuérdate hoy de nosotros.
Protégenos y concédenos que nuestro amor sea entrega y don.
Haz que en nuestro hogar reinen siempre 
la paz, el amor y la fidelidad.
Ilumínanos y fortalécenos en la tarea de la formación de nuestros hijos,
para que sean el fruto maduro de nuestro amor,
y que ellos siempre encuentren en nosotros
ayuda, protección y comprensión.
Haz que vivamos juntos largo tiempo en alegría y paz, 
para que nuestros corazones puedan elevarse siempre hacia ti.
Danos fuerza en los desalientos.
Comparte nuestras alegrías.
 
Señor, Bendice nuestra unión.

Amén. 

En este día, celebro mi Aniversario de Bodas número 27, y doy gracias a Dios por permitirme compartir mi camino con mi amado esposo y por la maravillosa familia con la que me ha bendecido.  Gracias Señor!!

Plegaria por nuestros hijos

Señor, 
Traemos a nuestros hijos ante ti, 
y los colocamos en tus manos, 
te pedimos que los mantengas cerca
para guiarlos y protegerlos y
para hacerles experimentar tu paz, 
de modo que siempre puedan crecer fuertes en tu amor.

Amen.

Plegaria por las familias

Padre Celestial,


Tu que has depositado en nosotros la responsabilidad y el cuidado de unos a otros y de nuestros hijos,
Danos la fuerza y la paciencia para hacer frente a los altibajos de la vida familiar. 
Concédenos la gracia de ser profundamente agradecidos por sus muchas risas, alegrías y bendiciones. 
Deja que nuestros hijos lleguen a conocer tu amor a través de nuestro amor por ellos. 
Ayúdanos a medida que tratamos de hacer nuestro hogar, uno donde habita el amor, un hogar como el de Jesús, María y José en Nazaret. 
Cuando nos fallamos o nos herimos mutuamente, suaviza nuestros corazones para que el perdón y la reconciliación vengan rápida y fácilmente. 
Protege nuestra casa, Señor, y deja que florezca en tu luz y en tu amor.

Amén.

Oración por la salud de un enfermo

Dios todopoderoso,
dador de salud y 

remedio de todos los males,
concede tal seguridad 
de tu presencia en este enfermo,
que pueda tener plena confianza en ti,
a fin de que, 
envuelto en tu amor y en tu poder,
pueda recibir (nombre del enfermo),
la salud y la salvación, 

según tu libre voluntad; 
en medio de sus sufrimientos, 
pongo en ti mi confianza.

Padre misericordioso,
tu que conoces hasta donde llega la buena voluntad del hombre,
tu que nunca niegas el perdón a los que acuden a ti,
compadécete de tu hijo/a (nombre del enfermo),
te pedimos que ayudado por la oración de nuestra fe,
se vea aliviado en su cuerpo y en su alma,
obtenga el perdón de sus pecados
y sienta la fortaleza de tu amor.

Señor Jesucristo,
redentor de los hombres,
que en tu pasión quisiste soportar nuestros sufrimientos
y aguantar nuestros dolores,
te pedimos por (nombre del enfermo),
que esta enfermo/a.

Tu, que lo has redimido,
aviva en el/ella la esperanza de su salvación
y conforta su cuerpo y su alma.

Tu, que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amen.

Oración para personas con enfermedades reumatoides

Santo Padre Pío, ya que durante tu vida terrena mostraste un gran amor por los enfermos y afligidos, escucha nuestros ruegos e intercede ante el Padre misericordioso por los que sufren. 

Asiste desde el cielo a todos los enfermos del mundo;
sostiene a quienes han perdido toda esperanza de curación;
consuela a quienes gritan o lloran por sus tremendos dolores;
protege a quienes no pueden atenderse o medicarse por falta de recursos materiales o ignorancia;
alienta a quienes no pueden reposar porque deben trabajar;
vigila a quienes buscan en la cama una posición menos dolorosa;
acompaña a quienes pasan las noches insomnes;
visita a quienes ven que la enfermedad frustra sus proyectos;
alumbra a quienes pasan una "noche oscura" y desesperan;
toca los miembros y músculos que han perdido movilidad;
ilumina a quienes ven tambalear su fe y se sienten atacados por dudas que los atormentan;
apacigua a quienes se impacientan viendo que no mejoran;
calma a quienes se estremecen por dolores y calambres;
concede paciencia, humildad y constancia a quienes se rehabilitan;
devuelve la paz y la alegría a quienes se llenaron de angustia;
disminuye los padecimientos de los más débiles y ancianos;
vela junto al lecho de los que perdieron el conocimiento;
guía a los moribundos al gozo eterno; 
conduce a los que más lo necesitan al encuentro con Dios;
y bendice abundantemente a quienes los asisten en su dolor, los consuelan en su angustia y los protegen con caridad.

Amén.

Gracias a Nancy Figueroa por compartirnos esta hermosa oración.

Oración para obtener paciencia

Señor,


Yo sé que uno de mis peores enemigos es la impaciencia. La impaciencia rápidamente me lleva al desánimo. 

Señor, enséñame una vez más a entender que las respuestas instantáneas no siempre son los caminos del cielo para hacer las cosas. Ayúdame a aprender a ser paciente, y no impetuoso ante la adversidad, a serenarme y pensar con claridad.

Quiero ser uno de aquellos que en medio de la ansiedad, decide esperar pacientemente en su altar, sabiendo que tu tienes un plan maravilloso para cada uno de nosotros. 

Amén.

Oración para Perdonar


Oh Dios, dame en esta hora la gracia de reconocer debidamente mis pecados ante ti, y de arrepentirme de ellos verdaderamente.  

Borra de tu libro, Señor de misericordia, mis múltiples acciones cometidas contra ti. 

Perdóname todas las distracciones en la oración, mis pecados de omisión, y mis pecados deliberados contra la conciencia.

Dame luz para ver lo que he de hacer, valor para emprenderlo y firmeza para llevarlo a cabo. 

Que en todas las cosas avance en la obra de santificación, de la realización de tu voluntad; y que en definitiva, por tu misericordia, pueda alcanzar la gloria de tu Reino eterno.

Amén


Perdonar es la decisión que el hombre toma de no reaccionar conforme al sentimiento, sino por el contrario, buscar la acción que pueda ayudar a que esta desaparezca, como puede ser una sonrisa, el servicio, la cortesía, etc. Por ello el perdón exige renuncia, renuncia a nosotros mismos, a nuestro afán de venganza, a actuar conforme a nuestra pasión. En pocas palabras, perdonar es devolver bien a cambio de mal. Sólo si nosotros perdonamos, tendremos también el perdón de Dios, y más aún: ¡Experimentaremos la verdadera alegría de amar! No es fácil, pero todo es posible con la gracia de Dios.  Como propósito de vida, perdonaré cualquier enemistad que tenga y lo ofreceré en reparación al Sagrado Corazón de Jesús Misericordioso.

Siempre a mi lado

Señor,

Tú nunca me has dejado
No me has desamparado
Y en mis momentos duros
Tú siempre estás ahí para mí
Brindándome tu mano
Dándome fortaleza
Tú nunca me abandonarás
Ven y vive en mí
Tú nunca me has dejado
Y Nunca me dejarás
Tu amor nunca cambiará
Tú siempre estás ahí!
Te Amo Dios, Mi Padre 



Dios no te  abandonará; aunque todo el mundo cambie.
El siempre estará a tu lado, solo tienes que hablarle.
Escucha su voz, El te llama para vayas a sus brazos
Dios quiere que estés con El por toda la eternidad
Acércate a El, búscalo
Aunque sea la hora de partir, a tu lado se quedará.
Entregó todo solo por amor a ti, así que no dudes más.
Déjate abrazar, porque El no te soltará.  

Oración de los pastorcitos

Oh Dios mío, 
Yo creo, espero, adoro y os amo. 
Y os pido perdón por todos los que no creen, no esperan, no adoran y no os aman.
Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, os adoro profundamente, y os ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Alma, Sangre y Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, 
presente en todos los Tabernáculos de la tierra, en expiación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con las que El mismo es ofendido. 
Y por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y por la intercesión del Inmaculado Corazón de María, 
te pido por la conversión de todos los pecadores. 

Amén.

Oración entregada por el Arcángel San Miguel a los tres niños en Fátima

Oración para tratar con personas de otra religión

Señor, te pido que me des cortesía y dulzura para tratar con personas de otra relegión; los que difieren en aspectos de fe, moral y sobretodo los que difieren con respecto a tu divinidad; enséñame a ser cortés y afable y que en esa manera de tratarlos, ellos puedan descubrirte a ti.

Ayúdame a tratar con quienes profesan algo diferente de lo que yo creo, evitando confrontaciones y discusiones. Guíame para escucharles con atención, sin responder con ataques, sino mas bien, con cortesía y amabilidad, confiando en que tu puedas manifestarte de una manera fuerte a través de mi testimonio de paz, amor y aceptación.

Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo hacer, para cumplir con mi misión aquí en la tierra y compartir tu palabras con quienes me rodean.

Amén.

No hay Dios más que tú

Señor...
 
Perdóname porque tantas veces, al oír tus pasos en el jardín de mi corazón, he intentado ocultarme de tu vista. Perdóname por mis pecados que son producto de oír otras voces en vez de la tuya, y perdona mi falta de honestidad al no reconocer delante tuyo mis fallas. 
 
Te pido que me enseñes a obedecerte de un modo total, a no cuestionar lo que me pides, sino simplemente dejarme llevar por tu mano y tu instrucción.  Apelo a tu misericordia y al gran amor que me tienes, para pedirte que me limpies y que me enseñes a guardarme del mal para no caer nuevamente. 

Ayúdame a ser lo suficientemente humilde para escuchar tu voz en todas las personas y circunstancias; que cuando alguien me dé un consejo o me instruya sobre algo, no mire su condición, sino que yo sea sensible a tu inspiración para discernir si ello viene de ti y así obrar en consecuencia.

Por último, rodéame de una comunidad de personas que te busquen y que sepan aconsejarme cuando yo sea rebelde y de ese modo puedas rescatarme y sanarme. Yo abriré mi boca y diré como aquel hombre: "No hay Dios más que tú".


Señor, te prometo que en este día estaré muy atento para descubrir tu voz en mis semejantes, y que realizaré un examen de consciencia profundo, y me confesaré a la brevedad.
 
Gracias a mi amigo Mario por formar parte de esa comunidad de personas que me rodean y me recuerdan siempre, la importancia de ser cristiano.

Oración de San Agustín a Jesús - Que te conozca y me conozca


Señor Jesús, 
Que me conozca a mí y que te conozca a Ti,
Que no desee otra cosa sino a Ti.
Que me odie a mí y te ame a Ti.
Y que todo lo haga siempre por Ti.
Que me humille y que te exalte a Ti.
Que no piense nada más que en Ti.
Que me mortifique, para vivir en Ti.
Y que acepte todo como venido de Ti.
Que renuncie a lo mío y te siga sólo a Ti.
Que siempre escoja seguirte a Ti.
Que huya de mí y me refugie en Ti.
Y que merezca ser protegido por Ti.
Que me tema a mí y tema ofenderte a Ti.
Que sea contado entre los elegidos por Ti.
Que desconfíe de mí y ponga toda mi confianza en Ti.
Y que obedezca a otros por amor a Ti.
Que a nada dé importancia sino tan sólo a Ti.
Que quiera ser pobre por amor a Ti.
Mírame, para que sólo te ame a Ti.
Llámame, para que sólo te busque a Ti.
Y concédeme la gracia de gozar para siempre de Ti. 

Amén

ORACIÓN DE LA MISERICORDIA DIVINA


¡Oh Dios de gran misericordia!  Bondad infinita, desde el abismo de su abatimiento, toda la humanidad implora hoy Tu Misericordia, Tu Compasión, ¡Oh Dios!; y clama con la potente voz de la desdicha.

¡Dios de Benevolencia, no desoigas la oración de este exilio terrenal! 

¡Oh señor! Bondad que escapa nuestra comprensión, que conoces nuestra miseria a fondo y sabes que con nuestras fuerzas no podemos elevarnos a Ti, te lo imploramos: Adelante con Tu Gracia y continúa aumentando Tu Misericordia en nosotros, para que podamos, fielmente, cumplir Tu Santa Voluntad, a lo largo de nuestra vida y a la hora de la muerte. 

Que la omnipotencia de tu misericordia nos escude de las flechas que arrojan los enemigos de nuestra salvación, para que con confianza, como hijos tuyos, aguardemos la última venida (día que Tú solo sabes); y esperamos obtener lo que Jesús nos prometió a pesar de nuestra mezquindad.

Porque Jesús es nuestra esperanza: A través de su Corazón Misericordioso, como en el Reino de los Cielos.

Amén

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Espíritu Santo, lléname de ;
lléname de fe, lléname de luz,
lléname de paz.
 
Espíritu Santo, lléname de ;
dame tu salud, dame tu valor,
dame tu poder.

Espíritu Santo, lléname de tí;
dame el fuego de tu amor,
Amor del Padre y del Hijo.

Inspírame siempre lo que debo Pensar,
Inspírame siempre lo que debo Decir,
Inspírame siempre lo que debo Callar,
Inspírame siempre lo que debo Obrar,
Inspírame siempre lo que debo Hacer,
para procurar tu gloria, el bien de mis hermanos y mi propia santificación.
 
Envía tu fuerza y renovarás la tierra. 

Amén