Plegaria por nuestros hijos

Señor, 
Traemos a nuestros hijos ante ti, 
y los colocamos en tus manos, 
te pedimos que los mantengas cerca
para guiarlos y protegerlos y
para hacerles experimentar tu paz, 
de modo que siempre puedan crecer fuertes en tu amor.

Amen.