Plegaria por las familias

Padre Celestial,


Tu que has depositado en nosotros la responsabilidad y el cuidado de unos a otros y de nuestros hijos,
Danos la fuerza y la paciencia para hacer frente a los altibajos de la vida familiar. 
Concédenos la gracia de ser profundamente agradecidos por sus muchas risas, alegrías y bendiciones. 
Deja que nuestros hijos lleguen a conocer tu amor a través de nuestro amor por ellos. 
Ayúdanos a medida que tratamos de hacer nuestro hogar, uno donde habita el amor, un hogar como el de Jesús, María y José en Nazaret. 
Cuando nos fallamos o nos herimos mutuamente, suaviza nuestros corazones para que el perdón y la reconciliación vengan rápida y fácilmente. 
Protege nuestra casa, Señor, y deja que florezca en tu luz y en tu amor.

Amén.