PLEGARIA PARA OBTENER SERENIDAD

Divino Niño Jesús:

Tu eres el Rey de la Paz,
ayúdame a aceptar sin amarguras
aquello que no puedo cambiar.

Tu eres la fortaleza del cristiano,
dadme valor para transformar
aquello que en mi debe mejorar.

Tu eres la sabiduría eterna,
enséñame en cada instante cómo debo
obrar para agradecer mas a Dios
y hacer mayor bien a las demás personas.

Te lo suplico, por los mértios de tu infancia a Ti,
que vives y reinas por los siglos de los siglos.
 
Amén