16 de enero de 2010

UN MINUTO CON EL NIÑO JESUS

Bendíceme Niño Jesus y ruega por mi sin cesar:

Aleja de mi, hoy y siempre, el pecado.
Si tropiezo, tiendo tu mano hacia mi.
Si cien veces caigo, cien veces levántame.
Si yo te olvido, tu no te olvides de mi.
En los peligros del mundo, asísteme.
Quiero vivir y morir bajo tu manto.
Quiero que mi vida te haga sonreir.
Si me dejas Niño ¿que será de mi?
Mírame con compasión, no me dejes Jesús mío!
Y al final, sal a recibirme y llévame junto a Ti.
Tu bendición me acompañe hoy y siempre.

Amén