Ofrenda para las mañanas


Oh querido Jesús,
Por medio del Inmaculado Corazón de María,
Te ofrezco mis oraciones, mi labor, mis alegrías, mis sufrimientos, mis intenciones, mis deseos, mis planes, mis sueños y mis metas para este día de hoy,
en reparación por mis pecados, los de mis amigos y mis familiares.
Señor, cuando pierda la esperanza porque mis planes no se realicen, 
Ayúdame a recordar que tu amor es mas grande que todas mis decepciones, 
Ayúdame a recordar que tus planes para mi vida son siempre mejores que mis sueños.
Porque nada de lo que hagamos tiene valor, sino lo ofrecemos a ti.
Amén

"Todo lo que hacemos sin ofrecerlo a Dios, es una pérdida"