Señor Mío

Yo someto a tu poder la presente situación.

Ojalá pueda ello servir a tus propósitos.

Yo solo te pido me des un corazón abierto

Para dar y recibir amor.

Ojalá todas las circunstancias

Se desarrollen de acuerdo a tu Santa Voluntad.


Esta oración me la regaló Don Bernardo Fábrega,

recomendándome rezarla cuando iba a hablar en público